¿Qué es un Dashboard?

¿Qué es un Dashboard?


Con un Dashboard, podemos visualizar de forma ordenada y en base a la selección de parámetros e indicadores que interese monitorizar, el estado del negocio o de un proyecto. Un Dashoboard es una herramienta de gran utilidad para la dirección de la empresa ya que permite, en base a la información mostrada, la toma posterior de decisiones para la mejora del proyecto o del negocio.

La información que se muestra en un Dashboard se basa en una serie de indicadores y se muestra de forma híbrida, es decir, tanto gráfica como numéricamente. La posibilidad de filtrar por diferentes variables como la escala temporal, facilitan el análisis y si la información gráfica mostrada es clara, intuitiva y rápida de interpretar como en el caso de Pepermint, la utilidad del Dashboard adquiere su mayor sentido.


Adaptación a los cambios de la organización


Las nuevas tecnologías han propiciado cambios sustanciales que, por un lado han permitido el desarrollo de nuevos modelos de negocio, optimizado procesos y facilitado las relaciones transaccionales. Sin embargo, todas estas mejoras, han incrementado la complejidad, en muchos casos de los proyectos y/o procesos. Es sencillo de entender, simplemente hay que aplicar la máxima de la planificación: “para que algo resulte simple, eficiente y eficaz, hace falta invertir tiempo y recursos en la preparación”; y ello se traduce en complejidad en muchos casos.

Desde hace ya tiempo, un dashboard, entendido como un cuadro de mandos en un sentido de herramienta de control, se ha tornado un elemento eminentemente gráfico y visual y es algo que está a la orden del día en las organizaciones. En la herramienta Pepermint, se ha hecho especial hincapié en el desarrollo de un dashboard muy completo a la par que de fácil uso y entendimiento. Se puede disponer de los KPIs, las variables y los indicadores de relevancia que se quieran definir para una situación en particular, siempre bajo control y en una pantalla que los agrupe para, de un vistazo, poder saber el estado del proyecto.

Dashboards evolucionados cada vez más potentes


Hasta hace unos años, existía una variedad de herramientas que proporcionaban diferentes elementos de control, pero de forma sesgada debido a la variedad de sistemas que conformaban la organización y en otros casos limitadas, por culpa de la capacidad de cálculo del hardware. La importancia de un Dashboard reside no sólo en ofrecer datos sino en el valor que los éstos aportan para la posterior toma de decisiones. Pepermint ayuda a decidir las acciones a llevar a cabo para mejorar los procesos tanto de un proyecto como de la organización.

En la medida que las organizaciones han ido alineando sus sistemas y concentrando el aspecto transaccional en ERPs que aglutinan la información, ha sido más fácil poder acceder al conjunto de ésta obtener informes, así como mostrar todo tipo de indicadores.

En el momento que la capacidad de procesado de los ordenadores se ha visto multiplicada sin la necesidad de recurrir a grandes centros de cálculo, se han podido desarrollar aplicaciones y herramientas que permiten mostrar cuadros de control o Dashboards parametrizables a gusto del usuario y que ofrecen información real sobre el estado de la empresa o de un proyecto, facilitando la toma de decisiones de aquellos aspectos que requieren intervención.

Aquí es cuando el cuadro de dirección, hoy día, dispone de una potente herramienta que, bien parametrizada, ofrece un seguimiento de la empresa o sus proyectos en particular, de una forma ágil, vistosa y fácil de utilizar.

Conclusión


Un Dashboard es una herramienta de control que permite de una forma sencilla, mostrar los indicadores más relevantes y parametrizados a demanda, tanto de un proyecto como de la empresa, para la posterior toma de decisiones en cuanto a las acciones a aplicar en aquellos procesos de negocio y puntos de mejora de la organización. Pepermint es una solución que brinda tanto esta información como las acciones de mejora posibles a llevar a cabo.

Tras la simplicidad aparente de un Dashboard, se esconde un conjunto de algoritmos y de customizaciones para atacar a la información deseada que suele ser bastante compleja. Esto, en parte, se ha conseguido gracias a la capacidad de cálculo de los procesadores que ha facilitado poder trabajar con sistemas multidimensionales a nivel de información.

El resultado, una herramienta potentísima que se resume en un centro de control fácil de entender y que facilita la toma de decisiones sin necesidad de entrar en análisis complicados ya que éstos se han dejado para los algoritmos y su procesado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *